Lactancia materna favorece sueño en bebés

Lactancia materna favorece sueño en bebés

  • news
  • Leche materna ayuda a la producción de melatonina, hormona indispensable para el ciclo de sueño-vigilia.
  • Niños lactados presentan con menor frecuencia trastornos respiratorios de sueño.

La lactancia tiene un importante efecto en el sueño del bebé y la madre, además de los múltiples beneficios que ofrece respecto al apego, al fortalecimiento del sistema inmune y el aporte nutrimental, indicó la doctora Guadalupe Terán, Coordinadora de la Clínica de Trastornos de Sueño de la UAM Iztapalapa.

La especialista explicó que la leche materna ayuda a los bebés a producir melatonina, hormona que ayuda a ajustar rápidamente sus ciclos de sueño a los periodos de oscuridad y los de vigilia a la luz, siendo alrededor de los seis meses cuando el bebé logra establecer este ritmo y permanecer dormido más tiempo por la noche.

Detalló que, además de inducir sueño, la melatonina tiene un efecto relajante sobre el musculo liso del tracto gastrointestinal, lo que disminuye la presencia de cólicos en los lactantes. Ambos son beneficios que no aporta la leche de fórmula, por lo que los bebés alimentados con leche materna presentan periodos más prolongados de sueño y de mayor profundidad.

Añadió que los trastornos respiratorios de sueño, como el ronquido, son más frecuentes en bebés alimentados con biberón, esto debido a que los amamantados tienen un mejor desarrollo anatómico de la boca, la orofaringe y la mandíbula, y tienen menos probabilidades de maloclusión. Por otro lado la succión realizada por el bebé al ser amamantado es diferente a la que se hace con el biberón, promoviendo un mejor desarrollo de la coordinación orofaríngea necesaria para la deglución.

Guadalupe Terán apuntó que la leche materna contiene anticuerpos que se asocian principalmente a procesos de alergia, por lo que los bebés amamantados tienden a enfermarse menos.

“Se ha comprobado que los bebés lactados responden mejor y se recuperan más rápido ante situaciones estresantes que los alimentados con leche de fórmula en el primer año de edad”, añadió Terán.

Por último, la doctora indicó que el sueño en las mamás lactantes puede ser más restaurador debido a que al lactar se secretan distintas hormonas que inducen estados de sueño profundo, así que a pesar de que se presenten múltiples despertares nocturnos, logran tener una buena calidad de sueño y tienden a estar más relajadas por los estos cambios hormonales.

En conclusión, la lactancia favorece el sueño en la madre y el bebé, además de ayudar a prevenir futuros trastornos de sueño, siempre y cuando se realice durante al menos los primeros seis meses de edad.