• Estrés e insomnio: El estrés es una de las principales causas de insomnio, el cual puede volverse crónico, de no ser atendido adecuadamente
  • SUEÑO EN NIÑOS: Los trastornos de sueño en niños, afectan sus defensas, su crecimiento y su aprendizaje.