Estudios

Electroencefalograma

Evalúa la actividad eléctrica cerebral a través de la colocación de electrodos. Debe ser realizado con maniobras de estimulación como la privación de sueño, hiperventilación y fotoestimulación.

Utilizado en el diagnóstico de enfermedades como epilepsia, encefalopatía, enfermedades degenerativas del sistema nervioso central, cefaleas, enfermedad cerebrovascular, traumatismos craneoencefálicos, etc.


Polisomnografía

Es la herramienta estándar para identificar cualquier trastorno en el dormir y debe hacerse tras un periodo de sueño normal. Durante 8 horas continuas son evaluados la actividad eléctrica cerebral, los movimientos oculares, así como los movimientos y variables cardiorrespiratorias en sueño fisiológico.

Utilizado para diagnóstico de trastornos de sueño de tipo fisiológicos, como pausas en la respiración, ronquidos, movimientos involuntarios al dormir, etc.



Terapia respiratoria de sueño

Cuando se ha diagnosticado a un paciente con trastornos respiratorios durante el sueño es necesario realizar pruebas terapéuticas para elegir el tipo de ventilación adecuada.

Se realizan estudios de sueño mientras se inicia el tratamiento del trastorno con los diversos dispositivos que abren las vías aéreas.

Utilizado para controlar trastornos como ronquido, apneas, e hipoventilación.


Pruebas de latencias múltiples de sueño

Se realiza siempre que la queja principal es Somnolencia Excesiva Diurna (SED) para evaluar su nivel exacto.

Debe realizarse después de la polisomnografía para verificar la calidad del sueño previo y consiste en analizar la capacidad del paciente de dormir durante el día en periodos propicios para ello.

Durante un tiempo determinado, el paciente alterna su sueño con periodos de vigilia de dos horas; se registra su actividad cerebral, sus movimientos oculares y su tono muscular.

 


Estudio polisomnográfico diurno

Tiene una duración de dos horas y se lleva a cabo durante el día. Se realiza en neonatos y bebés para descartar o dar seguimiento a trastornos respiratorios durante el sueño. Está indicado en bebés prematuros o con algún otro factor que ponga en riesgo su adecuada función respiratoria, tales como: como sepsis neonatal, bajo peso al nacer, anormalidades cardiacas o pulmonares, entre otros.

 


Estudio polisomnográfico simplificado a domicilio

Se realiza en la casa del paciente y permite monitorear durante una noche en condiciones naturales el patrón de sueño y diagnosticar trastornos respiratorios al dormir. Se registra la actividad eléctrica cerebral a través de un montaje monopolar para medir las diferentes etapas de sueño.