Dormir bien disminuye disfunción sexual en mujeres y hombres

Dormir bien disminuye disfunción sexual en mujeres y hombres

  • news
  • Las hormonas se ven afectadas por los trastornos de sueño, lo que repercute en el deseo sexual.
  • El Síndrome de Apnea Obstructiva de Sueño es uno de los principales trastornos en hombres, relacionado con la disfunción eréctil.

Dormir el tiempo necesario y de manera adecuada reduce la disfunción sexual, tanto en mujeres como en hombres, esto debido a la relación que existe entre el sueño y los niveles de las hormonas, señaló la doctora Yoaly Arana Lechuga, de la Clínica de Trastornos de Sueño.

La especialista explicó que el pico de mayor liberación de testosterona, en ambos sexos, se presenta durante el sueño, específicamente en la etapa de Movimientos Oculares Rápidos (MOR), pero cuando hay fragmentación de sueño ésta hormona no alcanza sus niveles adecuados, lo que produce falta de apetito sexual en las mujeres y falta de erección en hombres.

“Normalmente las mujeres experimentan un incremento en la libido y atracción por el sexo opuesto durante la última parte de la fase folicular (pre-ovulación) y durante la ovulación, que es cuando el nivel de estrógenos está más alto. Sin embargo, en aquellas que tienen trastornos de sueño o que no duermen suficiente, se ven alterados estos niveles de liberación de las hormonas, por lo que no hay este aumento de apetito sexual”, detalló.

Refirió un estudio realizado en Sao Paulo, Brasil, que consistió en privar a un grupo de mujeres del sueño MOR (el cual se presenta en diferentes momentos de la noche, sobre todo en la segunda mitad y se caracteriza por ser en el que soñamos), con lo cual se comprobó que disminuyeron los niveles de la progesterona y el deseo sexual, provocando como consecuencia, alteraciones fisiológicas y anormalidades en la reproducción.

 

Al mismo tiempo, Arana Lechuga expuso que el 30 por ciento de los hombres mexicanos de entre 30 y 60 años padece Síndrome de Apnea Obstructiva de Sueño (SAOS), trastorno que se caracteriza por la presencia de ronquido y de pausas respiratorias mientras se duerme, lo que genera inadecuada oxigenación y severa fragmentación de sueño.

Un estudio realizado en Turquía demostró que los pacientes con apneas de sueño, tienen mayor incidencia de disfunción eréctil, además de alteraciones en los niveles de testosterona.

Sin embargo, indicó Yoaly Arana, no todo es desalentador. Un estudio realizado en Alemania, demostró que cuando estos pacientes reciben un tratamiento para el control del trastorno de sueño, presentan una recuperación en la actividad sexual, pues se sabe que el tratamiento para la apnea de sueño, también contribuye a mejorar los niveles de testosterona, alterados en estos pacientes.

Cabe señalar que la frecuencia de actividad sexual se ha incrementado significativamente en los últimos 40 años. Una investigación efectuada en Suiza, demostró que los adultos mayores tienen actualmente hasta 66% más sexo que en los años 70´s. Sin embargo, este aumento no se observa en personas que presentan algunas patologías como: depresión, diabetes, cardiopatías o trastornos de sueño.